fbpx

Memoriza tan bien como un elefante 🐘

Andrés Nieto

15 Septiembre 2021

repetición espaciada

Toda esta aventura de Giro comenzó con esta simple pregunta:

¿Por qué, después de pasar tanto tiempo leyendo artículos, viendo videos y escuchando clases en la universidad, recordaba tan poco de la información que consumí?

Si bien el sistema educativo nunca fue mi mejor amigo, es increíble que la información no se haya consolidado en mi memoria para poder utilizarla luego en el trabajo. Sé por experiencia siendo profesor que eso le pasa a muchos estudiantes.

Pero poco después de salir de la u, descubrí por qué no recordaba nada… nunca oímos hablar o nos enseñaron una de las técnicas más investigas en la psicología del aprendizaje: la repetición espaciada.

En lo que respecta a la productividad, es muy importante saber cómo utilizas tu tiempo y si realmente lo estás utilizando para lo que se supone que debas estar haciendo.

Si estás aprendiendo algo, deberías poder recordarlo más de dos semanas 😅.

Una técnica con mucha historia

La repetición espaciada ha sido estudiada desde comienzos del siglo veinte y se conocen muy bien sus efectos en el aprendizaje.

Si te lo explico de forma muy simple, es una técnica de estudio en la que separas tus sesiones de estudio en el tiempo, nada más que eso.

Imagina que tienes un examen en quince días. En la mayor parte de los casos, estudiaríamos nueve horas seguidas justo antes del examen.

En cambio, si utilizarías la repetición espaciada, estudiarías tres horas el primer día, tres horas el octavo día y tres más el día catorceavo, para tu examen que será el día quince.

Tal vez tengas el mismo resultado que estudiando todo al final, pero vas a retener la información por más tiempo espaciando tu aprendizaje que estudiando todo al último.

Como nos dice Benedict Carey en su libro :

«Con la repetición espaciada, aprendemos lo mismo, en el mismo lapso de tiempo, pero retenemos por mucho más tiempo.»

Es increíble que hasta el día de hoy la mayor parte de la educación formal no la ha integrado en sus procesos educativos.

En todo caso, sus efectos y beneficios son ampliamente reconocidos por la comunidad científica.

El ejemplo que más me gusta es el de la familia Bahrick y lo que luego lo llamaron el “”.

Harry Bahrick es un reconocido psicólogo que intentaba estudiar cuál es el lapso de tiempo más largo para utilizar la repetición espaciada, es decir cual es el tiempo más largo que puedes olvidar algo para aprender.

Él, su esposa y sus dos hijas (todos doctores en psicología por cierto) decidieron aprender francés y alemán durante lapsos de dos meses.

Es decir, cada dos meses intentaban memorizar una lista de palabras hasta que las memoricen todas.

Dos meses es mucho tiempo…normalmente olvidaríamos todo después de todo ese tiempo.

Pero resulta que los Bahricks tuvieron mucho mejores resultados estudiando cada dos meses que estudiando cada dos semanas.

Y ese es el poder de la repetición espaciada.

Cómo aplicarlo en tus proyectos

El método más conocido para utilizar la repetición espaciada son las fichas mnemotécnicas. Es una forma comprobada para consolidar información en nuestra memoria a largo plazo.

Pero evidentemente, no todos los temas son aptos para la repetición espaciada.

Cualquier técnica sirve mientras se adapte a tus circunstancias y necesidades. Por eso es tan importante que sepas qué funciona mejor para ti y que no, un poco de siempre es necesaria.

En , Scott Young, nos da algunas pautas interesantes para aplicarlas en nuestro aprendizaje:

Cuando no debes usar una fichas mnemotécnicas:

– No utilices mazos de memorización pre-diseñados.

– No confundas memorización con comprensión.

Para temas complejos es más útil comprender profundamente los conceptos o ideas que memorizarlos. La memorización puede servir para datos precisos o información que necesites realmente memorizar.

– No utilices repetición espaciada en vez de verdadera práctica.

Por ejemplo, es muy común aprender mucho vocabulario cuando aprendes algún idioma pero no practicas la verdadera habilidad: hablar el idioma.

Algunas condiciones para que nuestras flashcards sean útiles:

– Deben tener solo una respuesta correcta.

– Las preguntas deben ser simples, con la menor cantidad de contexto o redundancia.

РLas respuestas tambi̩n deben ser simples: Las tarjetas mnemot̩cnicas no sirven para problemas complejos.

– Las tarjetas deben ser pertinentes: debe ser algo que realmente tengas que memorizar y no cualquier información insignificante.

Si quieres aplicarla, te recomiendo , un programa gratuito y de código abierto muy bueno.

Si quieres acordarte por más de semanas de lo que aprendes, intenta utilizar la repetición espaciada. Es un misterio porqué es tan poco conocida en el sistema educativo…

Si tienes cualquier pregunta o idea sobre cómo implementarlo, no dudes en escribirme.


☕ Energía para la mente

Los beneficios de la planificación por bloques

Una de las formas más interesantes y útiles de planificar tus días es la planificación por bloques. Yo tengo una versión propia adaptada de Cal Newport, y mi amigo David en su podcast Café y Productividad tiene buenos consejos de cómo implementarlo:

Mejora en lo que quieras

En este mundo cada vez más inestable tenemos que ser buenos en lo que hacemos, cómo dice Cal Newport: “” . Una de mis “gurús” del aprendizaje, la Dra. Barbara Oakley, acaba de sacar otro MOOC muy interesante:

Creatividad para tu trabajo

Todas las actividades necesitan algo de creatividad, incluso si es para resolver problemas aburridos. Es todavía más necesario si escribes, diseñas páginas web o creas contenido. Esta recomendación de libros de Fast Company está buenísima:


🥇 Preguntas para la mente

Si no has tenido experiencia usando tarjetas mnemotécnicas, esta es tu oportunidad. Es divertido porque se convierte en un juego contra ti mismo.

Si estás aprendiendo algo como programación, marketing o psicología, pregúntate:

¿Qué información puedo usar en un programa de repetición espaciada?

Si sabes qué contenido utilizar, ¡ponlo a prueba y crea tu primera versión de un mazo de memorización!

 

 

Gracias por leer esta edición de la Newsletter.

¡Nos vemos pronto!